La tenencia material de droga ¿es requisito imprescindible para la comisión del delito del artículo 368 del Código Penal?

La tenencia material de droga ¿es requisito imprescindible para la comisión del delito del artículo 368 del Código Penal?

La respuesta a esta cuestión nos las ofrece la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, que en sentencia de 26 de julio de 2016 analiza un supuesto en el que no se incautó sustancia estupefaciente al que finalmente resultó condenado y al respecto nos enseña la Sala de lo Penal que “ la tenencia material de la droga no es requisito imprescindible para la realización del delito, siempre que resulten acreditados los actos  de  tráfico,  lo  que  el  Tribunal  de  instancia  -en  juicio  lógico  de  los  elementos  de  inferencia-  extrae  de las siguientes circunstancias: 1) Que  Abelardo Salvador  declaró que el recurrente era una de las personas que  le  había  venido  suministrando  la  droga  para  su  venta  al  menudeo  y,  por  más  que  en  juicio  oral  negó conocerle, esta versión no resultó creíble al Tribunal, dado que las conversaciones evidenciaban una relación entre ellos; 2) Unas conversaciones telefónicas plenamente expresivas de que el recurrente suministraba la droga a los otros acusados, ya que conversa en ellas con Abelardo Salvador  o  Edemiro Ramon  y en esas conversaciones hacen continuas referencias a la cantidad, al precio y la calidad del producto que el recurrente había de suministrar; con expresas alusiones a la excelente calidad de algunas entregas anteriores y a las quejas  que  alguna  partida  habían  suscitado  entre  los  clientes  de Abelardo  Salvador   e  Edemiro  Ramon;  llegando  incluso Edemiro  Ramon a afirmar  que  él  mismo  había  probado  el  material  suministrado  por  el recurrente y que “sacaba” algo como parecido al yeso. La acreditación del tráfico responde así a las reglas de valoración racional de la prueba, sin perjuicio de que la falta de acreditación de la naturaleza concreta de la droga suministrada, haya llevado al Tribunal a condenar al recurrente como responsable de un delito contra la salud pública, en su modalidad de sustancias que no causa grave daño a la salud.”

WHITMANABOGADOS

www.whitmanabogados.com

Sede Central: Explanada de España nº 2, 1ºdcha. Alicante